Plantean alternativas energéticas para Hidroaysén

Senador Antonio Horvath

Por Eduardo Reyes F.*

Chile tiene una fortaleza de fuentes renovables de energía que puede utilizar en beneficio social y del ambiente, en vista de la  reducción de costos de estas alternativas que están logrando los países desarrollados. El mensaje de Amanda Maxwell y Douglass Sims, miembros del Consejo para Defensa de Recursos Naturales, con sede en Nueva York, fue entregado en Valparaíso a los senadores de las comisiones de Energía y Medio Ambiente, en una sesión que presidió el senador Antonio Horvath.

Aparte de la polémica sobre Hidroaysén, el estudio incluye factores tecnológicos y económicos para establecer “costos nivelados” de las energías renovables en comparación al petróleo y carbón, en referencia al mercado internacional. El informe fue analizado por el ingeniero Roberto Román, académico Universidad de Chile.

 Horizonte de alternativas

De partida, el aumento de generación eléctrica no tiene la urgencia ni la magnitud anunciada por algunos sectores, considerando la eficiencia en el consumo y los proyectos pendientes de ejecución. “Ahora se admite que duplicar la potencia instalada en Chile implicaría 15 a 17 años en lugar de 10”, acotó el profesor Román.

En dicho horizonte, la energía eólica ofrece su potencial a lo largo del territorio, demostrado en sus  instalaciones en Coquimbo, mientras que el perfeccionamiento de las aeroturbinas progresa en Europa y China. Junto a los  biocombustibles derivados de subproductos vegetales, cuyo mayor nivel registra Brasil, son  opciones cercanas de factibilidad. Lo mismo cabe esperar de las centrales hidroeléctricas de mediano tamaño, en equilibrio ecológico.

La geotermia es otra fuente de amplia distribución y poder disponible, en paralelo con nuestra cadena volcánica, hasta ahora solo utilizada en baños termales y recursos turísticos. Podría una inversión propia de las empresas mineras, con iniciativa de Codelco a favor del interés nacional.

Por supuesto que la energía solar debiera ser rentable en la zona norte, en coincidencia con los grandes centros mineros. El informe norteamericano, entregado a los senadores en Valparaíso, indica que la utilización térmica de la radiación solar, como se realiza en California, alcanzaría nivel competitivo en el año 2020. En un horizonte más extenso se visualiza un desarrollo comparable de la energía fotovoltaica del sol, hasta hoy circunscrita a los satélites espaciales.

Ventaja ineludible

La objeción económica a las energías renovables no tradicionales se focaliza en su mayor costo de instalación; sin embargo, esta limitante se compensa a través del tiempo por el ahorro de combustibles. Además, la brecha financiera se está acortando mediante el desarrollo tecnológico, las exigencias ambientales de orden internacional y los precios incalculables del petróleo.

Según el informe citado, en el 2030 la mayoría de las fuentes renovables serán más económicas que la generación mediante combustibles fósiles. Se advierte que dicha rentabilidad exige una política nacional de energía y desarrollar “curvas de aprendizaje” de las alternativas. Faltan más incentivos, teniendo en cuenta que Chile comprometió alcanzar el 20 % de estos recursos en su matriz energética en el 2020, como país miembro de la OCDE, acuerdo suscrito por el Presidente Piñera.

*Eduardo Reyes Frías, Periodista Científico.

Anuncios

Categorías: Ciencia

Autor:achipec

Periodismo y divulgación científica

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: