Reservas de agua: Estudian penitentes de hielo en Cordillera de Los Andes con datos meteorológicos y geoquímicos

Con la creciente preocupación por la escasez de los recursos hídricos en Chile y en especial en el Norte Chico, se hace cada vez más importante conocer en detalle qué ocurre y qué puede pasar con ellos desde su fuente. Por esta razón, investigadores del centro científico CEAZA, en conjunto con colegas de otras organizaciones internacionales, intentan conocer la dinámica de los hielos o de que manera cambian los recursos de agua sólida que se acumulan en la Cordillera de Los Andes, al interior de los valles de la zona.

Uno de estos trabajos es el proyecto Fondecyt “Modelamiento de la producción de agua de deshielo de glaciar en Los Andes áridos”, a cargo de la Dra. Shelley MacDonell (postdoctorante CEAZA). A través de la iniciativa se busca entender el rol de los “penitentes” (altas formaciones de hielo en los glaciares de esta parte del país) en la variabilidad de las tasas de sublimación y derretimiento, a partir de lo cual se podrá calcular con mayor exactitud el aporte de agua a las cuencas locales de estos hielos.

En este marco investigativo, se intenta entender desde el punto de vista meteorológico como ocurren estos fenómenos, pero también desde un punto de vista geoquímico, con el objetivo de complementar información científica.

Para esto último, se comenzó una colaboración con el GNS (Geological Nuclear Sciences) de Nueva Zelanda, a través de la Dra. Kate Sinclair, especialista en geoquímica de acumulación de nieve y testigos de hielo, quien visitó la zona y que contribuirá con la medición de isótopos estables (particulas atómicas, componentes básicos de la materia) de oxígeno e hidrógeno en las moléculas de agua y de nieve.

“Nuestro objetivo es entender más sobre los procesos que controlan el balance de masa de los glaciares en los Andes, usando geoquímica de capas de nieve. El grupo de glaciología de CEAZA ya tienen una red de estaciones meteorológicas para medir procesos tales como derretimiento estival, que controla la manera en que los glaciares responden al clima. Pero también ahora estamos utilizando herramientas geoquímicas para entender cómo los glaciares ganan y pierden hielo”.

Agrega que entendiendo las diferentes huellas geoquímicas en la nieve y el hielo, se puede conocer más de los tipos de sistemas meteorológicos (frentes, núcleos) que entregan precipitación y los procesos que alteran la nieve una vez que llega al suelo.

“Esto también nos da más información acerca de cómo el clima ha cambiado en el pasado y la manera en que los glaciares, como estos en los Andes de Chile, podrían responder a  temperaturas más cálidas”.

Penitentes únicos

Sinclair asegura que los glaciares de esta parte del mundo son únicos, pues se comportan de manera muy distinta a los glaciares de regiones marítimas como Nueva Zelanda, Europa y América del Norte.

Según explica uno de los aspectos que otorga el caracter particular a estas masas de hielo de la región, es la formación de miles de “penintentes” sobre la superficie de estos en verano. Se trata de puntas afiladas de nieve, de dos metros de altura aproximadamente, que paulatinamente se endurecen y se convierten en hielo, antes de ser enterrados nuevamente por la caída de nieve en el invierno.

“Estas características son únicas y no se pueden formar en climas más cálidos debido a la cantidad de derretimiento en el verano, lo cual destruiría estas formaciones”, detalla.

A su juicio, un aspecto fascinante del estudio es tratar de aprender más acerca de estos penitentes y que elementos del clima de Los Andes son más relevantes para su formación.

“Usando datos de isótopos estables, prevemos que seremos capaces de determinar si la sublimación (la pérdida directa de la nieve convertida en vapor de agua, sin una fase de fusión) es el proceso principal que controla estas características”.

También se utilizarán otras mediciones geoquímicas, tales como iones principales (sulfatos, nitratos, fosfatos, etc.) para apoyar los diferentes análisis y entender más sobre el origen de la nieve que cae en esta parte de la Cordillera.

“Si tenemos éxito, será la primera vez que glaciólogos utilizan estas técnicas combinadas para entender la formación de penitentes. Esto nos dará nuevas pistas acerca de los procesos climáticos que controlan los glaciares a gran altitud y también la manera que responden al cambio climático.  De la misma manera, el conocimiento que obtengamos ayudará en el manejo del agua en la región, porque la nieve y los glaciares mantienen una significativa cantidad del recurso almacenada que es crucial para riego y el abastecimiento de las comunidades locales”.

Fuente:

Patricio Jofré
Periodista Centro Científico CEAZA

twitter: @cienciaceaza
Anuncios

Etiquetas:, , , , , , , ,

Categorías: Actualidad, Chile, Ciencia, Científicos, clima, Conicyt, Ecología, Estudio, Geociencias, Investigación, Investigadores, Medioambiente, Tecnología

Autor:achipec

Periodismo y divulgación científica

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: